Inicio INTRANT Irrespeto a las decisiones del Intrant convierte en “chivo sin ley” transporte...

Irrespeto a las decisiones del Intrant convierte en “chivo sin ley” transporte en La Altagracia

307
0

Verón. La zona turística Verón-Punta Cana y la provincia La Altagracia en general, han sido escenarios en los últimos años de situaciones de conflicto entre las diversas organizaciones del transporte que hacen vida en esta demarcación. Muchas de ellas incluso han generado acciones violentas en las que choferes y representantes de estas empresas del sector han resultado heridos.

En toda la provincia, el auge del transporte se dinamiza aún más en Verón-Punta, por el activo movimiento de la actividad turística y el desarrollo que actualmente experimenta la zona. Sin embargo, en esta parte del país, el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant) no cuenta con una oficina para atender específicamente los múltiples casos que se suscitan, así como las denuncias de los usuarios y turistas.

A propósito de esto, recientemente este órgano del Estado que regula al sector anunció que sancionará a aquellas empresas del transporte que hayan aplicado aumentos en los precios de los pasajes sin su autorización, e incluso aseveró que el desacato de la medida podría conllevar al ente a revocar las licencias de operación.

Pero la realidad en esta demarcación es otra. Desde el pasado 15 de septiembre, compañías como La Asociación de Propietarios de Autobuses del Transporte Público de la provincia La Altagracia (Aptpra), Expreso Bávaro y el Sindicato de Transporte Bávaro-Punta Cana (Sitrabapu), decidieron por su cuenta subir el precio del pasaje sin la autorización del Intrant.

Casi finaliza el mes de octubre y aun estas empresas continúan como “chivo sin ley”, pues mantienen el costo incrementado por ellos mismos. Expreso Bávaro subió de 400 a 450 pesos el pasaje desde la zona turística a Santo Domingo; Sitrapabu aumentó 10 pesos desde Punta Cana, Bávaro y Verón hacia Higüey, mientras que Aptra colocó el precio del pasaje desde esta ciudad a la capital de 275 a 300 pesos.

El monopolio del transporte en esta demarcación actúa como “chivo sin ley” y deja sin más opciones a los usuarios
El monopolio del transporte en esta demarcación actúa como “chivo sin ley” y deja sin más opciones a los usuarios.

En el caso de Verón-Punta Cana, solo la única empresa de transporte interurbano Ruta Verón, es la que ha acatado el llamado del Intrant y no ha aplicado incremento alguno.

Tal situación ha traído las quejas no solo de los usuarios, sino de distintas organizaciones sociales de la provincia La Altagracia, las cuales demandan una mayor contundencia del ente regulador del transporte, pues aseguran que estas compañías siempre han actuado “por su cuenta”, sin que se le ponga freno a sus imposiciones.

El presidente de la Federación de Juntas de Vecinos de esta provincia, Julio César Cedano, dijo que como asociación que defienden los intereses de las comunidades rechazan el alza de esos precios, a los que consideró como un abuso por parte de estas empresas transportistas.

“Entendemos que ha habido aumentos en los costos de los combustibles, neumáticos, repuestos y accesorios de vehículos y autobuses, pero de acuerdo a la ley es el Intrant quien autoriza o no un alza en el valor del pasaje, porque con estas decisiones unilaterales es el ciudadano común que se ve afectado, sobre todo los que constantemente tienen que viajar a la capital”, sostuvo Cedano.

Indicó que hasta el momento no se han reunido con representantes de las compañías de transporte que operan en La Altagracia, para discutir el tema y llegar a un acuerdo. Explicó que los encuentros no han sido concretados en virtud que la Central de Organizaciones del Transporte (Conatra) se ha mantenido en conversaciones con el Gobierno, en torno al costo de los combustibles.

CONTUNDENCIA

Para el presidente del Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo) en esta provincia, Eusebio Polanco, la falta de contundencia por parte del Intrant a sus decisiones, promueve aún más el monopolio del transporte en esta demarcación.

“Esta institución es la mayor responsable de esto y en el caso nuestro aquí en La Altagracia, estamos acostumbrados a ver como compañías como Aptpra hacen lo que les da la gana y siempre es el ciudadano el más afectado, es el que más vulnerable a las decisiones de un grupo”, sostuvo Polanco.

Asimismo, enfatizó que como organización popular rechazan la aplicación de estos aumentos, lo cual refleja una complicidad del Gobierno con estas empresas transportistas y por ende estas actúan de la forma en lo que lo hacen. “Ellos como están combinados, amarrados y entrampados con el Gobierno, prefieren aumentar para no presionar en lo que respecta a Ley de Hidrocarburos.

Nosotros apoyamos toda la lucha de los ciudadanos y por tal motivo rechazamos este aumento arbitrio por quienes tienen el monopolio del transporte en la zona”, afirmó Polanco.

Los usuarios expresan sentirse desprotegidos ante el alza de los precios del pasaje hacia la capital e Higuey y consideran que el Intrant debe actuar con prontitud para frenar esta situación y aplicar las sanciones correspondientes.

Antonio Gómez, habitante de Bávaro, manifestó que pagar un pasaje ida y vuelta a Santo Domingo son casi 1,000 pesos, por lo que debe aprovechar todas las diligencias que va a efectuar a la capital, para no tener que regresar prontamente y volver a desembolsar el mismo monto.


ANTECEDENTES

“Yo viajo constantemente a Santo Domingo, ahora lo haré menos porque son 900 pesos de pasaje nada más ida y vuelta, sin contar los gastos que uno tiene que hacer allá, incluyendo el propio transporte para poder trasladarme”; señaló.

No solo en el caso de los aumentos de pasaje en la provincia La Altagracia la ausencia del Intrant se ha hecho sentir.

A principios de este año, el propio ente regulador del transporte emitió una resolución en la que aprobaba un acuerdo suscrito entre las empresas Metro Tours S.R.L y Cap Cana S.A, para abrir una ruta de 4 vehículos diarios desde este complejo turístico hacia Santo Domingo y viceversa.

Esto, sin embargo, generó reacciones violentas por parte de los administradores de Aptpra y Sitrabapu, compañías que tienen el monopolio del transporte en la provincia, y más aún en la zona turística.

La presión hacía el Intrant fue tal que la empresa Metro Tours desistió de la apertura de esta ruta, y hasta los actuales momentos la propia resolución emitida por el ente quedó sin efecto alguno. Es por esto que Aptpra y Sitrabapu siguen con el control absoluto en el traslado de pasajeros desde y hacia la capital, dejando sin más opciones a los usuarios.

Ante estos hechos, el Intrant el pasado mes de junio envió en su representación al director de Operaciones de esta instancia, coronel Rafael Eduardo Mercedes Catedral, para anunciar la apertura de una oficina que funcionaría en Bávaro y que permitiría atender casos como estos y las demandas de los ciudadanos residentes de esta demarcación.También, este año han surgido varios episodios violentos entre choferes de compañías de taxis y los llamados “piratas”, por el control de pasajeros en hoteles y demás áreas turísticas de Verón-Punta Cana, situaciones que se han registrado ante la mirada de los propios visitantes extranjeros.

A varios meses de esto y casi finalizar el año, el Intrant mantiene un silencio rotundo en lo que respecta a una fecha exacta o aproximada de la puesta en marcha de esta oficina, y mientras tanto el monopolio del transporte en La Altagracia recobra fuerzas y le da la espalda a las decisiones emitidas por las autoridades.

 

Fuente: El Tiempo.

Dejar una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Ingrese su nombre aquí